Preguntas más difíciles de la entrevista de trabajo

Desenvolverse bien en una entrevista laboral incrementa las posibilidades de obtener el puesto, por este motivo el portal de noticias `Consumer´ ha elaborado una lista de las preguntas más complejas y frecuentes tanto de aspectos personales, formación o experiencia profesional. `Consumer´ recomienda preparar con suficiente antelación las respuestas a las preguntas más habituales que se hacen en una entrevista de trabajo. A lo largo de la misma se debe mostrar motivación por trabajar y desempeñar el puesto al que se aspira; escuchar atentamente cada pregunta y esperar unos segundos antes de responder, ya que denota confianza en uno mismo; y es esencial establecer una buena relación con el interlocutor. Asimismo, apunta que no es recomendable hacer preguntas sobre vacaciones, salario o beneficios extrasalariales. Sólo en caso de que lo sugiera el entrevistador se dará opinión a ese respecto.
Entre las preguntas más habituales, destacan algunas con cierto grado de complejidad:
-¨Hábleme de usted¨: Lo más probable es que el seleccionador mientras revisa tu CV te haga esta pregunta, a la cual no podrás perder tiempo en contarle sobre tus hobbies o experiencias personales. Hay que enumerar tus destrezas sin caer en pozos que dejen claras tus limitaciones. Para ello es importante que prepares un breve resumen de tu carrera profesional y experiencia laboral con un poco de antelación a la fecha de la entrevista; así podrás leerlo e incorporarlo a tu discurso para poder usarlo sin fisuras el día de la entrevista. En no más de 300 palabras tendrás que describir tu formación profesional, las capacitaciones que hayas realizado y tu experiencia laboral con sus logros y todo..
-¿Cuál cree que es su mejor cualidad? El candidato debe resaltar sus puntos fuertes. Aparte de ser sincero, conviene que se centre en las cualidades que estime que más valora el entrevistador, según haya podido percibir en su charla. Aunque depende del tipo de empresa y la actividad que realiza, las cualidades más valoradas son la responsabilidad, la seriedad en el trabajo, la creencia de que el cliente es siempre lo más importante, la facilidad para trabajar en equipo, la motivación o la disposición a trabajar duro.
-¿Y su mayor defecto? No se debe pretender no tener ninguno, pero tampoco es conveniente exponer los más importantes. La solución más diplomática pasa por referirse a alguno irrelevante o exagerar algún punto fuerte. Por ejemplo, mencionar como defecto el ser, tal vez, `demasiado perfeccionista´. Así se deja entrever una disposición a volcarse en el trabajo ofertado.
-¿Qué sabe de nuestra empresa? Haz tu tarea e investiga un poco de la empresa u organización a la cual te presentas; ya sea usando internet o preguntando a algún empleado que conozcas. Cuando investigues debes estar alerta en la información que consigas por interner porque no siempre la información es correcta. No hay que lanzarse a dar un discurso sobre la misma. Se demuestra haberse interesado por ella diciendo: `he conseguido su informe anual (si existe), pedí que me enviaran su folleto comercial y para conocer sus balances he buscado en internet´. Es aconsejable no profundizar demasiado en las afirmaciones ya que ello provocaría otras preguntas más puntuales.
-¿Qué expectativas tiene en relación a su próximo puesto de trabajo? Hay que reafirmar las competencias técnicas, las cualidades y motivaciones, de manera que coincidan con el perfil del empleo propuesto.¿Cuál es el trabajo ideal para usted? Debes tener un panorama de todas las vacantes para no apuntar a un cargo que no esté libre y resultar sobre calificado, el entevistador necesita saber si tus capacidades y experiencia son acordes a los puestos que están disponibles.
-¿Qué piensa que puede aportar a nuestra empresa? Si esta pregunta se formula al principio de la entrevista, habrá que remarcar que `es difícil responder porque todavía no se conoce del todo el puesto de trabajo´. Si se hace al finalizar, se sabrá más acerca del puesto, por lo que es importante hacer hincapié en las capacidades de adaptación y proponer una estrategia concreta como: `empezaré por observar y escuchar; después, de acuerdo con mi posición, decidiré las acciones que debo emprender”.
-¿Por qué quiere trabajar con nosotros?: En esta pregunta no esperan una respuesta como porque ustedes pagan más dinero por el trabajo que hago en otra empresa. Es importante que te muestres proactivo y entusiasmado con el trabajo que corresponde a la vacante por la cual te presentas. Aquí debes usar tu destreza para, sin caer en enredos, comentarle al evaluador cómo aplicarías tus conocimientos, experiencia laboral y capacidades para beneficio de la empresa. Debes tener una idea acabada de la contribución que harás a la organización desde tu puesto de trabajo, por lo que será vital que conozcas las funciones que desempeñarás.
-¿Por qué quiere dejar su puesto actual? Aquí el interlocutor intenta conocer si es el candidato quien desea abandonar la empresa o si la empresa ha decidido deshacerse de él. Hay que ser breve y preciso en la respuesta, por ejemplo, diciendo: `desearía evolucionar para asumir responsabilidades adicionales, cosa que desgraciadamente no puedo hacer en mi puesto actual´.
-¿Cuál es la situación más difícil a la que ha tenido que enfrentarse en su profesión? Con esta pregunta se trata de comprobar la capacidad para resolver problemas y el grado de decisión del aspirante con el fin de soportar y superar momentos de presión. Es importante ilustrar los propósitos describiendo una situación difícil de la cual no se ha sido responsable. Así que recuerda la decisión más difícil que ha dado resultados exitosos y explica al selector cómo fue que la tomaste y aplicaste no sin antes evaluar los aspectos positivos y negativos de la toma de decisiones. Los expertos aconsejan a los candidatos que siempre recuerden que la respuesta debe tratarse de trabajo y acorde al puesto que te postulas, no arriesgues a que en cinco años quieres ser gerente general porque estarás atentando contra el jefe de quien te está seleccionando. Que tus metas sean realistas y posibles en lo inmediato serán la mejor respuesta que puedas dar en tu entrevista de trabajo.
-¿Qué haría si estuviera en desacuerdo con algún superior? Esto es lo mismo que decir: ¿cómo reacciona ante una tensión o un conflicto? A esto se puede responder: `durante una conversación o una reunión, si mi jefe me pide mi opinión, se la daré, aunque no esté de acuerdo con él. Si por el contrario, no me pide mi opinión, se la expresaré posteriormente y le expondré entonces mis temores´. De esta manera, se demuestra ser capaz de asumir las diferencias, pero siempre con tacto.
– ¿Por qué debemos contratarlo(a)?: Con seguridad y sin titubeo debes responder con frases como ?soy profesional y tengo mucha energía para forjar mi carrera profesional dentro de la empresa¨ y cualquier otra diferencia que te separe del resto de los postulantes y que signifiquen ventajas para la empresa. Por supuesto, evita caer en la arrogancia porque esto te sacará de la competencia.

Anuncios

4 comentarios en “Preguntas más difíciles de la entrevista de trabajo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s